Los 5 básicos para un despido digno. Fortalece tu Imagen Ejecutiva y Liderazgo

Foto: George Rudy/Shutterstock.
Trata a la persona a despedir, como te gustaría que trataran a tu hij@, si estuviera en la misma situación. Foto: George Rudy/Shutterstock.

Artículo publicado en Forbes el 12 de junio de 2017.

Ningún director debe delegar el despido de un reporte directo. Date el tiempo, sin importar la causa de separación, y fortalece tu imagen ejecutiva y liderazgo.

Desvincular a un empleado de la empresa, con frecuencia se aprende al momento de tenerlo que hacer. Sin mucho brief o poco coucheo, muchos ejecutivos llegaron a ejecutar su primer despido en frío. Hace muchos años estuve en una empresa que tuvo un despido masivo, y a varios managers unas semanas antes de que tuviéramos que informar sobre la decisión, nos dieron un curso sobre cómo hacer un despido digno. Han sido probablemente de mis mejores horas invertidas.

Aún hoy me acuerdo de un par de cosas. Como por ejemplo, que sin importar la causa de la terminación laboral de la persona, el informar a un empleado sobre su desvinculación, se asume como parte del rol de director. RRHH y el área legal hacen los trámites administrativos correspondientes únicamente. En términos de imagen ejecutiva, debes de poder dar la cara y enfrentar la consecuencia de la decisión.

En términos de imagen, necesitas considerar ponerte un outfit que denote autoridad, con colores de contraste alto como azul marino y blanco.

Así mismo, es una reunión a la que hay que llegar preparado en varios sentidos:

  1. Conoce la información necesaria sobre el empleado, detalle de la causa de su despido, rol, desempeño. Ten claros tus mensajes.
  2. Logística. Informa en una sala privada, tener dulces y kleenex a la mano, contar con agua y vasos.
  3. Valida que RRHH, IT, Legal y Seguridad cuentan con la información necesaria y están listos para actuar y/o acompañarte en la conversación.

En cuanto a la reunión para dar por terminada una relación laboral, recuerda que:

  1. Éstas deben se cortas y muy concretas.
  2. Empieza por informar que es una decisión tomada, es decir, no está sujeta a negociación.
  3. Sin importar la relación con el empleado afectado, su reacción, o la causa de su terminación, a la persona la necesitas tratar con respeto.
  4. Evita decir cosas como “entiendo lo que sientes”, “imagino que es difícil”, “las cosas pasan por algo”, criticar a la empresa o a un 3ro., simplemente escucha y resuelve las dudas administrativas de los siguientes pasos.
  5. Dale algo sobre qué construir sin tomar el rol de una empresa de out-placement. Es un día que marcará su vida.

Para finalizar, cierra el proceso informando al equipo que se queda sobre los ajustes que se hicieron. Comparte con ellos solo la información que tiene sentido de negocio que sepan; todo lo demás, es chisme.

Saber terminar una relación laboral, habla sobre de lo que está hecho un líder; su calidad como persona. La forma en que desvinculas a alguien de la empresa, impacta directamente tu imagen ejecutiva y liderazgo, mismos que tienen el poder de generar cultura dentro de tu organización.

Una frase que escuché en este curso hace casi 20 años y hoy aún resuena conmigo es:

¿Cómo te gustaría que trataran a tu hij@ si estuviera en esa misma situación?

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *