Las salidas, 6 cosas a considerar ANTES

Negociación
Deja la mesa de negociación únicamente si estás dispuesto a NO regresar. Foto: Dragon Images / Shutterstock

En estos últimos días nos llovieron las noticias de distintas salidas (votación para BRexit, renuncia del Primer Ministro Cameron, y Messi anuncia su intención de dejar la selección Argentina), por lo que me pareció oportuno hablar de las salidas en cualquier negociación.

Estarás de acuerdo que sin importar el tamaño o relevancia, todos los días nos toca negociar acuerdos. Si tienes hijos, sabrás que son los mejores negociadores del mundo (hacen muchas preguntas, el diálogo empieza cuando reciben el primer NO, utilizan el tiempo a su favor, etc., etc., etc.).

Los grandes negociadores, ganan todas, o casi todas, pero también así sus contrapartes. El entrar a la negociación con la mentalidad de acabar con el otro, a la larga tiene un costo muy alto. Sé que suena idealista el buscar genuinamente un ganar-ganar, y son las personas, empresas, familias, países que entienden esto, a quienes la historia ha probado como aquellos que consistentemente progresan.

De los grandes negociadores podemos aprender a:
1. jamás destruir puentes, al contrario, fortalécelos, y eso te abrirá más puertas para más puentes;
2. mantener claridad en el objetivo, mantén la mente fría, el ojo en el balón, Y deja muy bien guardado el orgullo;
3. actuar sin medias tintas ante los deal breakers, así como también en todo lo que compromete tu integridad, tus valores, O TU PALABRA – esa ralla si la cruzas, no hay regreso.

Ahora al tema de la salida de cualquier negociación:
1. Un aviso cortés es suficiente. No tienes que dar lo detalles, y evita echar un cuento que ni tu abuela te cree.
2. Si dices que te sales de una negociación, hazlo y no regreses. Esto hará que en el futuro tu palabra tenga un mayor peso. Las amenazas déjalas a los bullies y berrinchudos.
3. Ofrece una salida digna a la contra parte. Aveces incluye el que tú pienses por ellos, y les ayudes a articularlo.

Estos seis puntos, fortalecerán tu imagen personal como negociador; te sorprenderás la cantidad de puertas que se te abrirán. ¿La razón? La gente, 1. se acuerda de cómo la hiciste sentir, y 2. hablará de ti.

¿Cuál ha sido tu mejor o peor negociación?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *