5 errores en las fiestas de fin de año. Imagen Personal

Hay fiestas que sellan tu destino dentro de la empresa. Foto: oneinchpunch/Shutterstock
Hay fiestas que sellan tu destino dentro de la empresa. Foto: oneinchpunch/Shutterstock

La actividad social incrementa notablemente a fines de año, ya sea con amigos, la familia, o las fiestas de las oficinas. Hay un pequeño detalle, que pareciera que muchos ejecutivos a todos los niveles se les olvida después de un par de tequilas: las fiestas de la oficina, son fiestas de negocios, y tu imagen personal y profesional hay que cuidarla.

Una buena fiesta de fin de año de la oficina, es aquella con la que te quedaste con ganas de más, y no necesariamente en la que amaneciste

El lunes. Si tú crees que para el lunes ya nadie se acuerda de lo que pasó… o que por ser cabeza de organización no pasa nada… Te equivocas. Un video, una foto y/o un comentario con malicia, más allá de lo evidente para los que “TE” presenciaron, cambia tu historia.

Hazte a la idea que en la siguiente junta de planeación con Recursos Humanos en la que salga tu nombre para potenciales promociones, hay la posibilidad de que “alguien” deje en duda tu capacidad de autocontrol. O que como director general, inclusive a días de tomar una posición ejecutiva en el Corporativo, misteriosamente llegue un video tuyo a alguien del Consejo, y la posición mágicamente se cancele/redefina/congele.

Las consecuencias de las fiestas de fin de año rara vez se miden.

Considera que, la fiesta de fin de año de la oficina, es un evento de trabajo en el que lo más importante es saber cuándo es momento de irse.

Estos son los 5 clásicos errores que destruyen carreras, y hay que evitar:
1. Obviar el dress code, y aparecerte de pipa y guante, a un evento más casual, o viceversa
2. Tomarte “esa” última cuba, en vez que quedarte con las ganas
3. Dar shows como quitarte la ropa, bailar sobre la mesa, e inclusive, hablar demás
4. Romancear con la gente de la oficina, tirarle los perros, o de plano declararle tu amor a la mitad de la fiesta a “esa” persona
5. Irte manejando cuando claramente te conviene pedir un Uber

Estos errores son muy comunes. Y es curioso que en las juntas en las que se discuten los casos para promociones, de la noche a la mañana candidatos que cometieron alguno de estos errores, desaparecen de las listas.

Si en alguna fiesta de la oficina te pasó algo de lo anterior… considera que la fiesta de fin de año marcó tu destino dentro de la empresa, y evalúa su siguiente movida.

¡Cuida tu imagen personal y ejecutiva! Evento de oficina = evento de trabajo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *