Propósito de año nuevo: utilizar ropa interior pensada. Imagen Personal y Comunicación

La ropa interior tiene el poder de influir en nuestro estado de ánimo. Foto: g-stockstudio/Shutterstock

Ahora que termina el año, y que algunos piensan en sus propóstios para el siguiente año, me pareció importante hablar sobre la ropa interior.

¿Por qué? Porque la ropa interior, con frecuencia sin nosotros estar muy conscientes de ello, influye en nuestro estado de ánimo, y por ende, en cómo nos presentamos ante los demás.

Hay ropa interior que tiene el poder de hacernos sentir sexy, cómodos, poderosos, o simplemente “darnos forma”.

A medida que utilizas la ropa interior como una herramienta adicional de comunicación, das un paso más en la consistencia de tus mensajes.

Para empezar:

  • Compra y usa únicamente ropa interior de buena calidad, que te quede perfecta (y en perfectas condiciones).
  • Si los choninos se marcan en los pantalones… o cambias de corte y/o terminación de choninos, o cambias de pantalón.
  • Hombres, por favor, utilicen camisetas cuando menos para cuidar tus camisas de vestir.

Para el caso de las mujeres, hay más tela de dónde cortar:

  1. Las “doble lonjas” en espalda, costado, y/o busto, que pueden provocar un bra, son señal de que necesitas una, o varias tallas más grandes de brasier. Ve a una tienda especializada en ropa interior a que te midan. Recuerda que el cuerpo cambia.
  2. Asegúrate de que el corte de la ropa interior sea el correcto para la ropa que te pondrás sobre de ella. Cualquier chonino que se asoma en cualquier pantalón, o tirante de bra en blusas o playeras, es señal para cambiarse de ropa, y empatar interior-exterior.
  3. Utiliza ropa interior color “nude” si utilizarás blusas/pantalón/falda en color blanco/beige, o si las piezas de la ropa exterior son en telas y/o con forros muy delgados.
  4. Si sales de noche, en medida de lo posible, utiliza ropa interior obscura, y evita la posibilidad de que con un cambio de luces, tu ropa interior “brille en la obscuridad”.
  5. Parte del hecho de que en la oficina, a nadie le intersa ver tu ropa interior (la ropa interior no debiera notarse a través de las blusas).
  6. Si vas a utilizar algún tipo de transparencias en blusas, o vestidos, asegúrate de que sea en el contexto correcto.

Ya con lo anterior como punto de partida, ahora cada mañana al vestirte piensa en cuál es tu junta más importante del día y como quieres/necesitas sentirte, para que en consecuencia, el mensaje que mandes sea consistente.

Por ejemplo:

  • Reunión más importante del día: junta de resultados
  • Necesito sentirme cómodo y en control
  • Ropa cómoda, ajustada que me “de forma” (estilos de ropa que te hagan sentir, como necesitas sentirte)

Recuerda que es muy complicado reflejar algo que no se es, se siente, se cree. Con los ajustes que harás en la ropa interior, ahora evalúa qué sucede, cómo te sientes, qué pasa con tu comunicación, y cómo te perciben los demás.

Finalmente, si aún no haces tus propóstos de año (evita lista de deseos), te recomiendo esta nota.

¡Feliz Año Nuevo! ¡Y que 2017, sea el mejor año que hasta ahora hayamos vivido!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *